Drunkard's Path

Buenos dias!!!

En esta mañana fria donde las haya..os voy a hablar de otra labor que es de hace algunos años, y que me resultó bastante fácil de hacer.

Se llama Drunkard's Path o también conocido como el Sendero del borracho.


Este bloque tiene cientos de posibilidades en cuanto al montaje...todas ellas maravillosas.

En cuanto a las telas, pues como siempre, a elegir.
Yo soy una enamorada de los batiks, porque el colorido me parece espectacular y resalta sobre todo, lo pongas donde lo pongas. 



Los batiks no tienen ni derecho ni revés, y definitivamente creo que no pasan de moda.


Me decidí por una trasera de color negro, y en cuanto al colchado, lo hice con un hilo matizado de colores, que le aporta alegría y que también destaca mucho.



A mi el resultado me parece muy divertido...


Qué os parece, os gusta ???

Deseo que paséis un buen fin de semana, que os sirva para desconectar, divertirse y descansar.
Como siempre, gracias.

Y entonces...llegó ella

Hola buenos días a todas !!

No sé cómo estáis llevando estos fríos otra vez... ainssssssss, siempre pasa igual.
Muy propio de estas fechas...cuando estamos animados con el solecito, zasssss, llega una borrasca que nos deja tiritando.
En fin, resignación...ya queda menos para el buen tiempo.

Vamos al tema..., que yo me lío y me lío...y no tengo fin.

Aunque con mi máquina de coser (Brother), tenía bastante para hacer mis trabajos, los tenía sin acolchar.
Y buscando, buscando, tachaaaaaan..., la encontré...


Me puse en contacto con un distribuidor Bernina, que me recomendó la tienda donde fuí a informarme.

Esa tienda es JL Quilts, bueno y qué decir de ellos..., todo lo os diga es poco.
Alex me atendió de maravilla, por supuesto también Marisa y Cristina. Son muy profesionales y muy amables todos, contestaron a todas mis dudas y preguntas, y me quedé entusiasmada y perpleja con la cantidad de cosas que se podían hacer con la máquina.
De Marisa, deciros que, de sus manos salen auténticas obras de arte, y que es muy conocedora del mundo del patchwork y que ha sido galardonada con bastantes premios en distintas ferias y eventos.

Me compré la máquina...


Y me la compré así, como la veis...con su módulo de bordado. Desde entonces, ha sido un no parar de hacer cosas...
Experimentar con los bordados, ya que la máquina es computerizada, con el acolchado...uffff...eso sí que fueron experimentos y siguen siendo. Poco a poco le fui cogiendo el tranquillo a la máquina y ahora no puedo prescindir de ella.
A todas aquellas que busquen una buena máquina de coser, yo recomiendo Bernina.

Ahhhhhh!!!, por cierto, quería hacer una aclaración...
Mi idea era iros contando mis progresos con el patchwork, pero..., creo que voy a ir mezclando también con los trabajos actuales, porque como ya todas sabemos, entre unos proyectos y otros siempre hacemos otras cositas, y de paso voy a tener más tiempo para recuperar fotos y material perdido.

Gracias por vuestra compañía. 


Con C de corazón...

¡Hola a todas otra vez!

Ya se acerca la primavera, seguro que lo habéis notado, aunque las mañanas son frescas aún, luego sale un sol radiante, que ya va calentando, y hace que los primeros brotes de las flores vayan saliendo.
Ya se alargan las tardes y se van llenando de luz. 

  
Esa luz tan necesaria para nuestras labores costuriles..., y que nos llena de ánimo con la energía que nos transmite

Tenía que empezar otra colcha.
Esta sería para mi hija mayor, que seguía siendo una niña, pero ya no quería muñequitos ni motivos infantiles.

Era mucho más fácil para mi ya que el dibujo nunca ha sido mi fuerte. 
Más difícil me parecía encontrar telas a su gusto. Una vez que las tuve en mis manos...ya sabéis, llegó la inspiración, y et voilá...


Flores y corazones...bonita combinación...
Corazones de diferentes tamaños y colores...


Y flores, como las que le cosí a puntada escondida y que rodean toda la colcha.



Para la trasera, elegí una tela de topos de colores, muy animada, y que le aporta color y frescura.




Os deseo de "corazón", que paséis una buena semana.

Gracias por vuestra visita.


Sue y Sam

¡Hola a todas! ¿Qué tal estáis?
Empieza el fin de semana y espero que sea provechoso para todas.

Ya que estaba metida en harina... y haciendo aplicaciones por doquier..., por qué no empezar con algo más grande????

La idea me la dió uno de los libros que os mostré anteriormente, faltaba decidir qué iba a hacer y para quien.

La tarea era ardua, pero a la vez gratificante. Por entonces empezé a visitar tiendas de patchwork en Madrid. Y descubrí  "Cañamazo", una tienda pequeñita y monísima en la que me perdía.
Me asesoraron muy bien y me puse manos a la obra...

No me costó mucho decidir los motivos de la colcha, iba a ser para mi hija pequeña, que entonces tenía unos 6 o 7 años, y tras días y días de dibujar, recortar y coser, la cosa iba viento en popa...





Como podéis ver, el motivo eran bloques de  la famosa Sue y las cuatro estaciones..., pero y el resto??. 
Pues tirando del lápiz e inventando motivos infantiles.


Aparecieron perritos, conejitos, columpios y hasta Sam, que pasaba por allí decidió quedarse...jejeje.





Y el resultado final fué este:


A los bloques que dejé sin aplicaciones, les acolché a mano, unos rosetones de unas plantillas de acetato que compré, lo hice con un hilo contrastado.



Del acolchado general, no os hablo en esta ocasión, esa es otra historia...
Hasta pronto.

¡¡Marchando...una de cojines!!

Hola a todas !!

Viendo las posiblidades que me ofrecía mi máquina de coser, me decidí a hacer algunos trabajos que ya algunas personas me habían pedido.
Hice muchísimas cosas, pero no puedo enseñaros todo, porque perdí el material que tenía fotografiado. Os iré mostrando lo que he podido rescatar.

Lo primero fueron unos cojines bordados para mis hijas



Y justo de ahí partió la idea de mezclar bordados y patchwork...

Tuve encargos de compañeras de trabajo, amigas, familia, etc... y la verdad bastante suerte porque me dejaban libertad para que los hiciera como yo quisiera, un poco en función de si era un adulto o niño, pero siempre bajo mi criterio.




No sé si se aprecia bien pero en estos que os muestro no hay ningún bordado.



Este cojín, lo hice para una niña muy especial. Niña entonces, porque ahora se ha convertido  una bonita mujercita a la que quiero mucho. Ella siempre tiene un sonrisa que ofrecerte y es una maravillosa persona.
Desde aqui le mando miles de besos de su "tita Susi".

Como se puede ver, las flores y los tallos son bordados. 




A estos les puse unos abalorios en las letras, de ahí ese brillo especial.


Este osito, las mariposas, las flores y los globos están bordadas.


Y en este aunque no se aprecie bien, sólo están bordadas las flores de la cesta.

Todos los trabajos están hechos con el corazón...qué pena que no he podido recuperar más...
Besos a todas.