El inicio

¡Hola a todas!

Las mujeres de mi familia siempre han cosido, bisabuelas, abuelas, madres y luego nosotras, la última generación. La diferencia entre nosotras, es que mientras unas lo hacían como trabajo para llevar un dinerito extra a casa, las otras no, aunque también nos haya ayudado económicamente, a veces.

Mi relación con el patchwork se remonta ya a hace unos 15 años, entonces yo era socia de Círculo de Lectores y al hojear el catálogo para hacer el pedido, vi dos libros, nunca me había dado cuenta de que se vendieran libros de esa temática, y decidí comprarlos.

Después de hojearlo, me animé a intentar algo...tenía tantas cosas bonitas...y no me pareció difícil, trabajoso sí y de mucha paciencia también. Yo nunca he recibido clases de patchwork, siempre he sido autodidacta, y cuando me puse manos a la obra...

Ufffff, madre mia.
 Mirad el centro del alfiletero...no había manera de que me saliera bien..., lo hice, lo deshice... y así unas cuantas veces, hasta que me decidí a dejarlo como se ve en la foto.
No se parecía en nada a la idea de la que partía, que era ésta,

Claro, lo guardé en un cajón.

Llegó el segundo libro...

Me parecía tan bonito...sólo con ver la portada...me animaba, podría volver a intentarlo..., pensé.

¿Os gustaría seguir leyendo esta historia?.
Pues bien, acompañadme...







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar!♥Tu opinión es muy importante para mí♥